Protocolo a seguir por un transportista en caso de positivo por COVID-19 en Reino Unido

La crisis sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19 ha fijado nuevos requisitos dentro del transporte de mercancías a nivel internacional. En esta línea, cualquier transportista que quiera abandonar Reino Unido con destino Francia a través de los pasos fronterizos del puerto de Dover o el Eurotunnel deberá tener una prueba de COVID-19 negativa, más allá de toda la documentación necesaria a partir del Brexit. Si bien el procedimiento a seguir cuando esta prueba es negativa es claro, cabe explicar qué debe hacer un chófer en caso de obtener una prueba positiva en Reino Unido.

Protocolo a seguir por un transportista en caso de positivo por COVID-19 en Reino Unido
Protocolo a seguir por un transportista en caso de positivo por COVID-19 en Reino Unido

La Organización Internacional del Transporte por Carretera (IRU) ha publicado una guía con el protocolo de actuación para un transportista que se encuentra en Reino Unido y da positivo en la prueba de flujo lateral de antígenos que se realiza para cruzar la frontera. En este aspecto, el primer paso a seguir por parte de los conductores teóricamente positivos es someterse a una prueba PRC, examen que tiene un diagnóstico más lento que las pruebas de flujo lateral. Por ese motivo, el chófer deberá esperar un periodo de entre 24 y 36 horas para recibir el resultado.

Durante el tiempo de espera del resultado de la prueba PCR, el conductor estará totalmente aislado en la cabina de su camión, sin contacto con ninguna otra persona. En caso de que la prueba PCR contradiga el resultado inicial del test de flujo rápido, el chófer podrá retomar su camino hacia la frontera sin ningún tipo de requisito adicional. Por el contrario, si se confirma el positivo por COVID-19 en la prueba PCR, el conductor será escoltado hasta un hotel que ha sido habilitado para cumplir con el periodo de cuarentena obligatoria.

El chófer deberá estar 10 días de aislamiento obligatorio en estos hoteles habilitados para tal fin a la espera de superar la enfermedad, circunstancia que se comprobará con un nuevo test. En este hotel estarán aislados, pero recibirán todas las atenciones necesarias para hacer su estancia más cómoda, dentro de lo posible. De hecho, el propio Gobierno de Reino Unido asume los gastos de alojamiento y comida del conductor e incluso está pautado que también asuma los gastos sanitarios en algunos casos.