Normas de comercialización de frutas y hortalizas frescas con Reino Unido tras el Brexit

El acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea para normalizar las relaciones comerciales entre ambas partes tras el Brexit ha permitido que el sector del transporte de mercancía por carretera no sufra grandes alternaciones en su actividad. Sin aranceles ni limitación alguna en el transporte, el sector respira tranquilo, aunque por el camino haya habido algunos cambios en la documentación aduanera. Es el caso de la normativa de comercialización de frutas y hortalizas frescas, ya que se han llevado a cabo pequeños ajustes en el reglamento sobre calidad y etiquetado.

Normas de comercialización de frutas y hortalizas frescas con Reino Unido tras el Brexit
Normas de comercialización de frutas y hortalizas frescas con Reino Unido tras el Brexit

Bajo este marco, la importación de frutas y hortalizas desde la Unión Europea a Reino Unido ha variado ligeramente. El nuevo protocolo estipula que, si el envío es seleccionado para cheques, se notificará a la empresa de si existe necesidad de un certificado de conformidad emitido por Reino Unido (CoC) a través de la Inspección de Comercialización Hortícola (PEACH), lo que además implica tener un permiso CdC emitido por la Unión Europea. En el caso de los plátanos verdes, se necesita un certificado de inspección del que estarán exentas las empresas que ya tenían un certificado de exención previo al Brexit aún vigente.

Para la exportación de frutas y hortalizas desde Reino Unido a la Unión Europea se debe seguir los requisitos de importación de terceros países. La producción sujeta a la Norma Específica de Marketing (SMS) requiere un permiso CdC emitido por Reino Unido. También se puede pedir otro permiso CdC, en este caso emitido por el Estado miembro de la Unión Europea importador según la evaluación del riesgo de cada país. Con todo, la Comisión Europea ha concedido el estatus de AIS a Reino Unido, por lo que los trámites para productos cultivados en su territorio son menores.

Además, la figura de Comerciante u Operador Aprobado (ATS) permite reducir la burocracia a cultivadores, envasadores, importadores o exportadores que cumplan con ciertos requisitos. Con todo, cualquier envío SMS o GMS -importación o exportación- requiere un CdC para su entrada o salida de Reino Unido y de forma puntual del país de origen o destino. Son susceptibles de ser inspeccionados estos envíos con productos como manzanas, cítricos, kiwis, melocotones y nectarinas, peras, fresas, uvas, lechugas, pimientos dulces y tomates.

Por último, cabe señalar que el transporte, importación y exportación de frutas y hortalizas frescas entre Reino Unido e Irlanda del Norte, entre la Unión Europea e Irlanda del Norte con paso por territorio de Reino Unido o el transporte entre Reino Unido y terceros países con paso por la Unión Europea no ha variado con la llegada del Brexit.