La OMS pide que se vacune de COVID-19 a los transportistas como sector esencial

La pandemia de COVID-19 ha supuesto un duro revés para el transporte de mercancías por carretera, circunstancia que no ha impedido al sector mostrar su mejor cara para mantener la cadena de suministro y el abastecimiento de productos básicos para la población. Si algo ha quedado claro durante el Estado de Alarma en España es que el transporte es una actividad esencial y los conductores profesionales así deben ser tratados, también en la Estrategia de Vacunación contra el COVID-19 del Ministerio de Sanidad.

La OMS pide que se vacune de COVID-19 a los transportistas como sector esencial
La OMS pide que se vacune de COVID-19 a los transportistas como sector esencial

A modo de breve resumen, el Ministerio de Sanidad ha dibujado un calendario de vacunación contra el COVID-19 en tres fases. La primera entre enero y marzo de 2021 queda reservada al personal sanitario de distinta índole y a las personas mayores ingresadas en residencias, así como a personas con una gran dependencia no institucionalizadas. Una propuesta diferente a la que defiende la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que pide a los países que dentro de sus estrategias de vacunación incluyan en la primera fase a los trabajadores de sectores estratégicos.

En este aspecto, la OMS solicita que los transportistas profesionales sean vacunados dentro de la primera fase. Una petición que no sólo nace de su importante función dentro de la cadena de suministro y la economía, sino por el riesgo de contraer la enfermedad que tienen y ser así además vectores de contagio. No obstante, los transportistas registran una alta movilidad y una gran cantidad de contactos con diversas personas en cada uno de los centros de carga y descarga o logísticos en los que operan.

Detrás de esta petición de la OMS de vacunar a los trabajadores de colectivos fundamentales puede estar la estrategia tomada por Estados Unidos de incluir a los transportistas y otros trabajadores del transporte dentro de los grupos que recibirán la vacuna contra el COVID-19 en primer término si los suministros son limitados. El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) parece decidido a reservar estas primeras dosis a personal de atención médica, personas con afecciones médicas subyacentes, personas mayores de 65 años y los citados trabajadores esenciales entre los que estarían los transportistas.