Resultados de la Jornada de Gestión de Riesgos y Búsqueda de Soluciones en el Transporte y la Logística del Frío

El pasado miércoles 9 de mayo LLERANDI Riesgos y Seguros, empresa especializada líder en el segmento de los seguros al transporte desde hace más de 30 años, con presencia nacional y con acuerdos bilaterales de colaboración a nivel mundial a través de una red de colaboradores de seguros, con la colaboración de ATFRIE, la Asociación Española de Empresarios de Transporte Bajo Temperatura Dirigida más representativa de los empresarios de transporte frigorífico, única organización patronal de implantación nacional que aúna los intereses del Sector frigorífico español, celebró en Madrid una Jornada en la que se presentó un mapa de riesgos ad hoc para el perfil de empresas afiliadas a ATFRIE, y una herramienta de tramitación de siniestros específica para el Sector del transporte de mercancías por carretera.

Inauguró la jornada Juan Manuel Sierra, Secretario General de ATFRIE, quien expuso una radiografía actualizada del sector de las empresas de transporte y logística españolas, extraordinariamente posicionadas en el mercado nacional y comunitario, lo cual por ello les implican constantes amenazas que les atacan directamente a su productividad y rentabilidad, como son actualmente los polizones (que llegan a contaminar las mercancías que se transportan), la prohibición del descanso semanal en cabina (que genera que el conductor profesional se ausente de vigilar las mercancías a su cuidado, lo que incrementan los robos y la perdida de salubridad de la temperatura de las mercancías), y la correcta estiba de las mercancías.

Un mercado en constante movimiento que demanda un programa global de seguros que les ayuden a reducir al mínimo sus incidencias, a sentirse totalmente protegidos, a posicionarse y liderar el mercado. ATFRIE entiende la responsabilidad y obligación continuas en presentar soluciones a sus empresas asociadas, de ahí el acuerdo alcanzado hace dos meses con quien lidera el segmento del seguro como es LLERANDI y la convocatoria de esta jornada.

Jose Manuel Flor (LLERANDI), Pedro Sáez (EUROVET), y Juan Manuel Sierra (ATFRIE)
Jose Manuel Flor (LLERANDI), Pedro Sáez (EUROVET), y Juan Manuel Sierra (ATFRIE)

La primera ponencia corrió a cargo de Javier Lugrís, Director General de LLERANDI, quien comenzó su exposición transmitiendo profesionalidad de los recursos que aportan a sus clientes fidelizados, emitidos desde hace 36 años por los técnicos y servicios globales, cuyos conocimientos en el sector del transporte y la logística les especializan a través de su visión 360º y les hace ser líderes en el mercado del seguro.

Teniendo en cuenta que no toda empresa del sector necesita las mismas coberturas aseguradoras, son conscientes en que hay que segmentar y conocer las condiciones contractuales cargador-transportista, para lograr disponer ni infraseguro ni sobreseguro, sino aquello que le es necesario para cubrir sus responsabilidades y riesgos inherentes a la mercancía que transportan y a los recursos materiales y humanos que disponen.

Seguidamente, tomo la palabra Patricia Sánchez, Técnico de LLERANDI, quien presentó los resultados objetivos de la encuesta sobre seguros llevada a cabo hacia las empresas afiliadas a ATFRIE, destacando tanto la periodicidad anual en la que revisan sus pólizas de seguros como el largo transcurso de tiempo (entre tres meses y un año) en el que se terminan de tramitar los siniestros.

Con esos resultados, LLERANDI ha elaborado un mapa de riesgos que, según su Director General, toca ordenarlos y colocarlos para darles sentido, tanto si el destino de los mismos es cubrir los daños propios del transporte efectivo al hub de las mercancías dentro de la propia dinámica de los servicios que presten a sus clientes, tanto en instalaciones (robo, inundaciones, incendios), o el seguro de daños en el transporte por sus propios medios o subcontratados a transportistas sucesivos.

Patricia Sánchez y Javier Lugrís (LLERANDI), y Juan Manuel Sierra (ATFRIE)
Patricia Sánchez y Javier Lugrís (LLERANDI), y Juan Manuel Sierra (ATFRIE)

En LLERANDI son conscientes que este sector de transporte tienen un mayor índice de siniestralidad por lo que tienen que cubrir más riesgos, como la cobertura del aparato del frío, los daños producidos por la flota de vehículos, el rechazo de las mercancías ante la contaminación cruzada del polizón sobre las mercancías, y otros riesgos igual de importantes, como el ciberriesgo ante ataques informáticos, la cobertura de contaminación ambiental derivado de siniestros, el RC general y de transporte, el seguro de administradores y directivos, o errores en procesos de logística que igualmente se prestan a los cargadores.

A continuación, José Manuel Flor, Responsable Departamento Tramitación de LLERANDI, destacó en su ponencia lo que aporta el servicio postventa de la tramitación de los siniestros, más allá del precio de la póliza de los seguros, y que es lo que diferencia el posicionamiento de liderazgo de su compañía hacia el sector del transporte.

Tras la recomendación en todo caso que los responsables de seguros de las empresas de transporte sean proactivos y tengan una comunicación ágil con las compañías de seguros donde tienen contratadas las pólizas, deben igualmente disponer de manuales de tramitación y de protocolos que les informen previamente de los trámites a seguir ante los siniestros que pudieran producirse.

A continuación, presentó EfiClaim, la plataforma tecnológica versátil aplicada hecha a medida para el sector del transporte, cuya interactuación en tres pasos por la empresa de transporte logra acortar los plazos de comienzo del trámite del siniestro, en pro de que los técnicos de LLERANDI den el valor añadido a la postventa que genere satisfacción por sus clientes. Finalmente, la plataforma les valdrá de almacén histórico de siniestros, la fase en la que se encuentra cada uno de ellos, así como una biblioteca de legislación de seguros.

La última de las ponencias corrió a cargo de Pedro Sáez, Fundador-Director General de EUROVET, empresa especializada en el peritaje de daños en cargas de productos alimenticios tanto en temperatura dirigida como sin necesidad de un equipo del frío.

Dividió su intervención en dos partes. Una primera, en la que identificó al transporte como un factor crítico dentro de la cadena del frío, derivado de múltiples factores, como el pre-enfriamiento de la carga previa a su transporte y de la caja frigorífica, la selección de la correcta temperatura de transporte, las distintas verificaciones de temperatura de los alimentos antes y durante la carga, la temperatura real de los almacenes de carga, las posibles roturas de sondas y del equipo del frío durante el transporte.

Para considerar siniestralidad sobre los productos hortofrutícolas, hay que tener en cuenta tanto si los daños producidos sobre fluctuaciones térmicas de las temperaturas son letales, críticos u óptimos, en cada caso con depreciaciones distintas que obligan a destruir la mercancía o a revenderla parcialmente.

El perito recomendó al sector que el conductor profesional realice cada vez que transporta una revisión previa a través de un check-list, e igualmente revise en fase de transporte efectivo, cada cuatro horas, las temperaturas y la unidad de refrigeración.

La segunda parte de su ponencia se centró en las nuevas responsabilidades del conductor profesional sobre la correcta estiba de las mercancías, conforme al Real Decreto 563/2017, mostrando su sorpresa en la regulación, de carácter totalmente técnico, ya que la normativa de transporte solo vincula la seguridad vial hacia el conductor profesional solo en lo que significa custodiar y custodiar correctamente las mercancías, así como llevar a cabo la fase de transporte efectivo en los tiempos acordados. La correcta paletización es del cargador, y la descarga del destinatario.

Tales afirmaciones del perito experto despertó un coloquio entre los asistentes, hecho que produjo que el Secretario General de ATFRIE hiciera lectura de una declaración institucional en contra de la nueva regulación

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL

EL SECTOR DEL TRANSPORTE DE MERCANCÍAS POR CARRETERA ANTE LA INCONGRUENCIA DE DOS NORMATIVAS JURÍDICAS ANTAGÓNICAS REGULADORAS DEL CONTRATO DE TRANSPORTE Y LA SEGURIDAD VIAL

ATFRIE, Asociación Española de Empresarios de Transporte Bajo Temperatura Dirigida más representativa de los empresarios de transporte frigorífico, única organización patronal de implantación nacional que aúna los intereses del Sector frigorífico español, ante la próxima entrada en vigor del Real Decreto 563/2017 regulador de las inspecciones técnicas en carretera de vehículos comerciales que circulen por territorio español, quiere manifestar lo siguiente:

Estos días el sector del transporte está inquieto ante la situación jurídica próxima en la que el citado Real Decreto de la DGT ha impuesto que los empresarios de transporte y sus conductores profesionales desde el próximo 20 de mayo tendrán que demostrar a los agentes de control en carretera que la carga que transportan están en perfectas condiciones de amarre, garantizándose seguridad vial durante la fase de transporte efectivo.

Hablemos de transporte:

La situación creada es un auténtico disparate, una aberración jurídica total ante la incongruencia de lo que, hasta ahora, la normativa de transporte entiende y regula, y la creada en sentido contrario por quienes deben vigilar la seguridad vial, pero sin entrometerse en quebrar las relaciones comerciales de transporte que, para ello, el Ministerio de Fomento es el competente y ha regulado conforme a la Ley de Contrato de Transporte Terrestre, tras las aportaciones del sector a través del Comité Nacional del Transporte por Carretera del que ATFRIE es miembro de pleno derecho por su carácter de ente representativo único del sector del transporte frigorífico.

En primer lugar, el sector del transporte por carretera apuesta SIEMPRE por la seguridad vial. Para ello, las empresas disponen de la flota más segura de vehículos de toda Europa, y en segundo lugar, cada vez más apuestan por la formación periódico continua del conductor profesional.

Regresando a la normativa contractual de transporte, salvo los casos de carga fraccionada (paquetería), mudanzas y portavehículos, las operaciones de carga las realiza el cargador, no el transportista, y las de descarga el destinatario, no el transportista. La Ley de Contrato da la opción a que sea responsabilidad del transportista, bajo la cláusula del PACTO EN CONTRARIO, pero está comprobado que el 90% de los casos lo realiza cargador y destinatario del transporte. Incluso le ”invitan” al conductor a que no esté presente en los momentos de estiba y desestiba. Hablamos de transporte.

La Norma UNE sobre correcta estiba es totalmente técnica, llena de ecuaciones, dirigida solo a fabricantes de semirremolques, de cinchas, de sujeciones, para que procedan a cambiar materiales y diseños de amarres por otros que garanticen seguridad durante la fase de transporte efectivo. El empresario de transporte no es el destinatario de dicha norma.

El Real Decreto 563/17 emana de la DGT. Deberían haber tenido en cuenta la Ley de Contrato de Transporte, por cierto de rango superior a este. Volvemos al hecho que el sector de transporte apuesta SIEMPRE por la seguridad vial, pero no se le tiene que responsabilizar en todos los casos de lo que no es responsable. Resulta incongruente que se responsabilice al titular de la autorización administrativa para circular por la mala estiba, cuando muchas veces el titular del vehículo que arrastra, la tractora, es diferente del que es dueño del almacén rodante. En este caso, quién es el responsable??

En el sector del transporte frigorífico, en el momento de la inspección visual de la AT-GC, la apertura de las puertas deriva, en primera vista, una pila de palets y de cajas; para observar la correcta estiba de estas y de las que le siguen hasta el inicio del semirremolque, habría que desestibar unas tras otras, ya que las distancias entre las mismas son de centímetros. Se pierde el fluido frigorígeno y la mercancía pierde calidad y salubridad. Quien tiene la culpa en ese caso? Eso en inspección visual; pero y si decide la AT-GC trasladar el vehículo a la ITV más cercana o instalaciones técnicas más cercanas a realizar una comprobación más a fondo, quién asume los tiempos? Y si le inmovilizan, quién asume la paralización?

Se nota que el legislador DGT no conoce el transporte. Toda esta incongruencia se la hemos informado a las asociaciones de cargadores, cuyas empresas que representan, el 90% de los casos son quienes cargan y descargan. Todo boletín de denuncia queda ahí, si bien en la fase de instrucción de ese expediente se vería realmente quién es el responsable, no tanto ya de la multa por seguridad vial, sino de infracciones de transporte. Toda una aberración!

El día 20 está cerca; la DGT tiene pendiente regular bajo Resolución las famosas fichas de estiba por cada tipología de transporte, en el que los llamados “comisarios de averías” elaboren fichas dirigidas a fabricantes de semis y componentes de seguridad, no para el empresario de transporte.

Por todo ello, las dos recomendaciones expresas a los conductores profesionales de las empresas de transporte frigorífico son las siguientes:

1. Que tengan a mano básculas móviles para controlar el peso de la mercancía que les estiban. Muchas veces llevan más carga que la permitida, sin ellos saberlo y aceptarlo.

2. Que dejen constancia en la carta de porte, CMR o documento de control, los realmente ejecutores de la carga y de la descarga, a efectos probatorios que no estuvieron ni presentes ni ejecutando tales labores. El transporte efectivo, en esos casos, solo se responsabilizan de la seguridad vial en la conducción, y de cumplir normativas de transporte sobre tiempos de conducción y descanso.

Madrid, 14 de mayo de 2018